La autora cacereña Montaña Campón lleva el humor a su cuento ‘El bombo de Tomás’

La Feria del Libro de Cáceres ha estado marcada esta mañana por los cuentos destinados al público infantil y juvenil. En primer lugar, la autora Montaña Campón ha llevado el humor hasta las páginas de su nueva obra titulada ‘El bombo de Tomás’. 

Se trata de un cuento en el que Tomás es el protagonista principal, un niño que sueña con tener una bicicleta, pero su abuela Felisa decide regalarle un bombo. Es una historia tierna, desternillante y actual, en la que no faltan las aventuras y las desventuras, todo ello con las ilustraciones de Deli Cornejo.

 

Este cuento, destinado a niños de diez años hacia adelante, está escrito en clave humorística y busca que los jóvenes lectores y sus padres “se rían, pero que se rían mucho”, ha explicado su autora durante la presentación de ‘El bombo de Tomás’. “Con esta historia quiero que los lectores desconecten, que lo disfruten y que llegue a mucha gente”. 

 

Entre los temas que aborda este cuento, destaca la soledad de los ancianos, el fútbol, las relaciones matrimoniales, los piojos, las dietas o los atascos que hay en las ciudades grandes. “Es una obra para leer en familia con el humor como ingrediente principal”, ha subrayado. 

 

“ESCRITO DE MANERA DIVERTIDA”

 

El humor, presente desde la primera hasta la última página, forma parte de un cuento que está escrito de una manera “fresca y ágil”, con el uso de la exageración que permite que el lector se meta en un mundo muchas veces “irreal” y con diálogos coloquiales, ha subrayado Pilar López, la presidenta de NorbaNova, editorial que ha publicado el mencionado cuento. 

 

La autora, que ha asegurado que se ve reflejada en la historia, ha explicado que la idea principal “era meter en la vida de alguien algo que no quiere, con un valor sentimental y escrito de una manera divertida”. 

 

El objetivo principal es “que la gente se muera de la risa leyéndolo, que duela la barriga de tanto reír”, ha subrayado. “Y es que la risa debería estar recetada en nuestra vida diaria”, ha apuntado. 

 

Las ilustraciones de Deli Cornejo dan ritmo a esa historia con dibujos muy detallistas y dulces poniéndole cara a Tomás y ritmo al bombo. “Entre los valores que hay en este cuento está el valor de lo cotidiano, el de la risa, y cómo nos complicamos la vida intentando hacerlo todo perfecto”.

 

Para Campón, presentar su libro en esta feria es un “orgullo” como cacereña y como mujer. “No somos muchas las mujeres que en Extremadura nos dedicamos a la escritura y a este género” ha apostillado.

Patrocinadores

Patrocinadores

Organizadores

Colaboradores