Marciano Martín da a conocer en ‘La llama azul’ la pérdida de la identidad judía en Hervás

La jornada de presentaciones de este lunes ha dado comienzo con el escritor e historiador, Marciano Martín, quien ha dado a conocer en su novela ‘La llama azul’ la historia del judío “imaginario” en el municipio cacereño de Hervás. 

‘La llama azul’ es un retrato mordaz sobre la pérdida de la identidad judía, la conjura judeocomunista y los frutos del judío imaginario, desarrollado en la Extremadura rural de la delincuencia y del hambre de 1941.

 

Es la historia de Susana, víctima de una abyecta explotación sexual, y de su amante Fernando Castilla, jefe de policía, que presume de tener un olfato prodigioso para detectar comunistas. Es también la historia del proxeneta Leoncio y de su mujer Catalina, que sobreviven merced a sus negocios ilícitos con los contrabandistas portugueses. 

 

Se trata de la segunda parte de una trilogía que el autor se encuentra escribiendo, aunque se pueden leer de manera independiente. En esta novela, Marciano Martín sitúa la historia en el norte de la provincia cacereña, concretamente en 1941, en una época de posguerra y de hambre. 

 

Para su proceso de documentación, este escritor acudió al Archivo Municipal de Hervás con el objetivo “de reflejar el judío imaginario de hace 500 años”, ha explicado su autor durante la presentación de esta novela. 

 

“UNA HISTORIA QUE SUCEDIÓ Y DE LA QUE SE SABE POCO”.

 

Aunque lleva más de treinta años como historiador, Marciano Martín se ha sorprendido “muy gratamente” con la elaboración de esta novela. “He tardado cuatro años en darle forma, escribo sin prisa, sin depender de nada ni de nadie, sin un guión establecido”, ha apuntado. 

 

El lector podrá conocer la pérdida de las raíces judías y el reflejo del hambre que pasaba una sociedad que hacía contrabando con el café y el tabaco de Portugal. “Quien lea este libro podrá conocer una historia que sucedió en Hervás y de la que se sabe poco”, ha añadido.

 

Está escrita de una manera sencilla y tiene una lectura fácil. Aunque la idea principal era hacer un relato corto, Marciano Martín se encontró con “tanta documentación” que al final se convirtió en una novela. 

 

“He disfrutado mucho con esta novela, ha sido un proceso sencillo que no sabía ni cómo ni cuándo iba a acabar, en el que el lector va a encontrarse con diálogos de cine negro, referencias cinematográficas y hechos reales”.

Patrocinadores

Patrocinadores

Organizadores

Colaboradores