Tarde de novela negra y evangelio en la penúltima jornada de presentaciones

El Obispo de la Diócesis Coria-Cáceres, Francisco Cerro llena la caseta de autores 

Carmen Ceballos.Penúltimo día de presentaciones literarias en la Feria del Libro de Cáceres. A las 19.45h. una gran cantidad de público ha llenado la caseta de autores para escuchar un año más, al Obispo de la Diócesis Coria-Cáceres, Francisco Cerro Chaves. ‘La octava palabra’ es la obra que ha presentado en esta ocasión, inspirada en el pregón de las Siete Palabras que pronunció el Viernes Santo de 2014 en la ciudad de Valladolid. Un texto escrito con sencillez, que recoge también los vía crucis escritos por el prelado, que no se habían publicado anteriormente. Preguntado por el título, afirma que la Octava Palabra significa “cristo crucificado que abre su corazón”, también nos asegura que el ánimo que le movió a recoger el contenido del sermón de Valladolid es la ayuda que la gente puede encontrar en el mensaje de sus palabras. “A mí me mueve ayudar a la gente”, asegura, a lo que añade que le gustaría que este libro sea “un buen amigo en el camino de la vida”, para todas aquellas personas que sufren, para que sientan un consuelo, encuentren una palabra de aliento y un bálsamo. 

Anteriormente, esta tarde hemos tenido en la Feria del Libro a las 18.30h. a la creadora holandesa, Ellen G. con su ópera prima, ‘Heridas abiertas’. Una novela negra publicada en Holanda hace cuatro años, que tiene al pueblo extremeño de Jerez de los Caballeros como escenario. La historia narra el asesinato de un veterinario que trabaja para la denominación de origen, Dehesa de Extremadura. El caso comienza a ser investigado por Wolfgang, un inspector jefe recién jubilado de la brigada de homicidios de la policía berlinesa, que viaja hasta este rincón de Extremadura, gracias a un amigo español originario de allí. La autora nos comenta que en esta trama presenta a “un pueblo muy bonito, muy idílico, con mucho valor histórico”, pero en el que existen en el fondo muchas envidias, disputas y “nada es lo que parece”.  Ellen G. o Elena como nos pide que la llamemos, asegura haberse enamorado de Extremadura en el año 2002, cuando vino a visitar por primera vez la región y a hacer senderismo. Dice que fue amor a primera vista, cuando comprobó la belleza de la dehesa extremeña y del paisaje. Actualmente vive entre Amsterdan, Extremadura, Berlín y Lisboa y asegura que Jerez de los Caballeros, donde tiene una casa, es un lugar perfecto para escribir.

Patrocinadores

Patrocinadores

Organizadores

Colaboradores