Sánchez Adalid y Julio Llamazares desbordan la carpa de autores

Éxito rotundo de público durante las presentaciones de

‘Y de repente, Teresa’ y ‘Distintas formas de mirar el agua’

 

Carmen Ceballos.Continúan pasando por la Feria del Libro de Cáceres notables autores de repercusión nacional. Hoy hemos tenido en la caseta de presentaciones a las 18:30h. a Jesús Sánchez Adalid, que ha dado a conocer dos libros, ‘Y de repente, Teresa’ y ‘La Mediadora’ con un rotundo éxito de público. ‘Y de repente, Teresa’, ha alcanzado ya su octava edición y es la novela oficial del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús. Trata sobre los problemas que tuvo con el Santo Oficio, sobre los procesos inquisitoriales a los que se enfrentó y cómo estuvo especialmente en el ojo de mira del implacable inquisidor, Don Rodrigo de Castro. Es por tanto, afirma Adalid, una novela que cuenta algo absolutamente novedoso y muy desconocido por la gente. La historia discurre durante la época del reinado de Felipe II en Madrid, Toledo, Sevilla y el ducado de Pastrana. Por otra parte, el autor dombenitense ha venido a la feria muy interesado en presentar también su otra novela, ‘La mediadora’, la más reciente que se ha editado y con la que acaba de resultar ganador del Premio Abogados de Novela 2015, que convocan conjuntamente el Consejo General de la Abogacía Española, la Mutualidad de la Abogacía y Ediciones Martínez Roca del Grupo Planeta. Se trata de una novela contemporánea, la primera de Sánchez Adalid, con Cáceres como escenario y el 2014 como espacio temporal. Cuenta una historia de amor y desamor entre dos personajes extremeños, “cincuentones”, y una tercera persona, una abogada mediadora de familia. Una novela de fácil lectura, perfecta para ojear en el metro o en un viaje en avión, afirma Adalid. También nos asegura que le une una relación muy especial con nuestra ciudad, que le tiene un cariño muy especial, fue donde realizó sus estudios universitarios y cree que le debía dedicarle un libro, además, afirma que algunos de sus lectores empiezan a sentir el deseo de venir visitar Cáceres y que algunos ya lo han hecho, a raíz de leer ‘La mediadora’.

Y la caseta de autores ha continuado llena a rebosar, con la visita del consolidado escritor leonés, Julio Llamazares, con la que dice ser la novela de su vida, ‘Distintas formas de mirar el agua’. Una historia que nace de un lugar íntimo de su biografía personal con la que intenta arrojar una reflexión sobre el desarraigo, el destierro y la fractura emocional que vivieron muchas familias y personas en el último medio siglo en nuestro país a raíz de la construcción de pantanos que anegaron más de 500 pueblos por toda la geografía de nuestro país. Todo ello consecuencia de la política de infraestructuras que se siguió durante la Dictadura Española, no siempre centrada en el bien común y el progreso, comenta el autor, sino también enfocada en beneficiar a empresas del sector hidroeléctrico.

Por otro lado, la mañana de hoy ha estado dedicada a las ediciones del Servicio de Publicaciones de la Universidad de Extremadura. ‘La caza en España: las capacidades físicas del cazador’, del investigador, José Martín Gamonales y el profesor de la facultad de Ciencias del Deporte, Kiko León Gúzman, se ha dado a conocer en la carpa de autores. Un libro como colofón del trabajo de investigación de fin de grado de Gamonales, en el que los autores analizan la caza desde un punto de vista deportivo y de las capacidades y condiciones físicas de los cazadores. Después, la también investigadora y profesora en la facultad de derecho, Julia María Díaz Calvarro ha dado a conocer su trabajo bajo el título, ‘La Ley de la Dependencia y su aplicación en Extremadura: intenciones y realidades’. Un extenso estudio jurídico de la ley 39/2006, un examen sobre cómo se ha intentado implementar y aplicar en España, sobre todo en la comunidad extremeña y sobre las deficiencias y los aspectos mejorables, teniendo en cuenta siempre el horizonte de crisis económica.

Patrocinadores

Patrocinadores

Organizadores

Colaboradores